miércoles, 4 de diciembre de 2013

Patatas Guisadas con Albóndigas. Día del cuchareo contra el frío.

En mi casa los plato de cuchara, siempre los tengo que tunear un poco, para que mis peques no protesten cuando sepan lo que hay de comer, así que un día que hice patatas guisadas, decidí echarle albóndigas, y el resultado fue genial.



Con este plato voy a participar en el día del cuchareo Typical Spanish, os recomiendo que lo visitéis pinchando en el enlace, seguro que aprenderemos ha realizar muchos y nuevos platos riquísimos. A por el próximo reto, jijiji.

Ingredientes para las albóndigas

- 500 gr. de carne picada.
- 2 huevos.
- Un trozo de cebolla.
- 1 ó 2 dientes de ajo.
- Sal.
- Un poco de orégano.(opcional)
- Un poco de hierbas provenzales.(opcional)
- Un poco de mejorana. (opcional)
- Pan rayado. 

Ingredientes para las Patatas.

- Aceite de oliva.
- Un trozo de cebolla.
- Un diente de ajo.
- Una zanahoria.
- Un trozo de pimiento rojo.
- Un trozo de pimiento verde.
- Medio tomate.
- Sal

- 1 Clavo de olor.
- Patatas.

Elaboración

Primero hacemos las albóndigas, para ello: 

En el baso de la batidora ponemos la cebolla, el diente de ajo, los huevos, la sal, ( el orégano, la mejorana y las hiervas provenzales, (opcional)). Y lo batimos todo.



Ponemos la carne picada en un bol, y le agregamos lo que hemos batido,y lo mezclamos todo hasta que todo quede integrado, y añadimos pan rayado hasta que podamos hacer las albóndigas con facilidad y dejamos reposar un poco.

Ahora cogemos la carne, y vamos haciendo bolitas y la vamos colocando en la bandeja del horno sobre papel vegetal e introducimos en el horno. 

Hasta que las albóndigas estén doratitas.
(Las albóndigas si quieres las puedes freir, pero yo prefiero hacerlas al horno, están muy buenas y quito un poco de fritura).



Mientras tenemos las albóndigas en el horno, hacemos el refrito de las patatas.

Elaboración.

Picamos la cebolla, el ajo, el pimiento, la zanahoria, en una sartén echamos aceite, y cuando este caliente lo echamos , cuando se haya pochado, picamos el tomate y lo refreímos todo.




Cuando el refrito esté listo, lo reservamos.

Pelamos las patatas y las picamos a trozos grandecitos.

La cantidad de patatas, depende de las personas que vayan a comer, yo siempre echo dos puñados grandes de patatas picadas por persona, más una patata más, y la verdad es que con ese truco me sale clavado, sé que es más fácil pesarla, pero mi madre desde siempre lo hace así, y a mi se me ha quedado esa costumbre, será que la he visto tantas veces, que ya lo veo normal, pero que cada uno que eche la cantidad de patata que acostumbre.

Echamos en un recipiente con agua y reservamos.

Cuando las albóndigas están listas la echamos en la sartén donde tenemos el refrito y refreímos con el refrito, a mi me gusta echarle un poquito de vino blanco,( pero eso es opcional).


Ponemos las patatas en una olla, y echamos agua hasta que cubra las patatas , le echamos un clavo de olor.

Le agregamos las albóndigas con el refrito, movemos un poco y añadimos sal.


Dejamos en el fuego hasta que las patatas estén cocidas, y rectificamos de sal, si es necesario.



Pero que pinta!!! y que olorcito, jijiji.



Ahora unas curiosidades sobre la patata.

Sabemos que la patata quitó el hambre a muchísimas personas, y que con pocos ingredientes podían dar de comer a muchas personas.
Los españoles comenzaron a cultivar las patatas en el siglo XVI y su verdadero nombre es papa, pero en la calle le pusieron el nombre de (patata) para que no se llamase como el Papa. En Sevilla fue uno de los primeros puertos donde entró la patata, ya que era el puerto de Indias.

En la antigüedad las más efectivas y más normales eran guisadas pues cundían más y eran más baratas de cocinar, muy típico en nuestras casas eran sin nada o con un huevo cuajado.

Y a lo largo de los tiempos lo hemos ido cambiando y añadiendo ingredientes a nuestro gusto, hasta dar con el que más nos gusta.

A mis niñas les encanta machacarlo todo y echarle un chorreón de aceite de oliva y se hacen un puré.

Esta comida aveces me sale más caldosa de la cuenta, y como me da lástima de tirar el caldito que sobra, lo que hago es por la noche le echo unos fideitos y tengo una sopita la mar de buena. 



Espero que os guste, ya me contáis. 


16 comentarios:

  1. Me encantan las patatas guisadas pero nunca la he comido con albóndigas y me parece una idea de lo más original y que seguro me iba a encantar Tendré que probarlas así ;). Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola la Laura, si tienes que probarlas, están buenísimas, ya me contarás jijiji, besotes

      Eliminar
  2. Pero que bueno!! este plato lo hace muy parecido mi suegra y me encanta, cuando lo he visto me he puesto a salivar como loca. Te ha quedado estupendo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mara, me alegro que te guste, besotes

      Eliminar
  3. Que rico, nunca he probado a mezclar las patatas conalbondigas en un plato de cuchara pero tienen que estar de escandalo!!!!
    Besinesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tienes que hacerla, tu veras como te gustan, ya me contarás, besotes.

      Eliminar
  4. Pues mira que buena idea!! patatas con albóndigas...no las he hecho nunca pero me gusta la idea. Bs.
    Jukia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, me alegro de que te guste la idea, besotes.

      Eliminar
  5. La patata debería tener un monumento,siempre he oído a los mayores decir esa frase, tu guiso es una prueba de como un ingrediente tan básico, con las albóndigas se completa, es un guiso de cuchareo total,muchas gracias por participar,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísmas gracias a vosotras por la iniciativa, me encanta participar, y estoy aprendiendo mucho, me encanta, graciasss.

      Eliminar
  6. Qué buena idea. una forma diferente de comer las albóndigas!!!! Me llevo tu idea. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegro que te guste, besotes

      Eliminar
  7. Ah qué buena pinta, mi madre siempre ha hecho las patatas con costillas pero nunca se nos ha ocurrido probarlas con albóndigas, apuntado queda para uno de estos días. También desconocía que le cambiasen el nombre a las patatas por culpa del papa, así que cada día se aprende algo nuevo. Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Me alegro mucho que te guste, si, es verdad cada día se aprende algo nuevo jajajaja, besotes

    ResponderEliminar
  9. Me alegro mucho que te guste, si, es verdad cada día se aprende algo nuevo jajajaja, besotes

    ResponderEliminar
  10. que buena idea lo de hornear las albóndigas para quitar grasa al guiso.

    ResponderEliminar